Consejos para el día de tu boda

Siempre hablamos de como preparar la boda, pero poco de cómo afrontar el día de tu boda.

Me gustaría darte algunos consejos para que ese día lo disfrutes al máximo con el mínimo de estrés.

 

Prepara los detalles.

Para cuando llegue el fotógrafo a tu domicilio o al hotel o finca que todo este preparado y visible. Vestido y todos los detalles que formarán parte de tu look y del gran día.

Si cuando el fotógrafo llega no tienes ramo, anillos, colonia, tocado, vestido , zapatos, velo , liga, etc… preparada y agrupado en un lugar de la habitación perderás mucho tiempo cuando él llegue y te los pida y se los tengas que proporcionar. Tiempo que normalmente restas del servicio de maquillaje y peinado, porque lo normal es que llegue el fotógrafo mientras te están terminando de de maquillar y peinar y cualquier interrupción hará que el servicio se ralentice.

Timing.

Lo más habitual es que tu familia no sepa exactamente los pasos y los tiempos en los que sucederá todo hasta que salgáis arreglados a la ceremonia. Y lo más probable es que te pregunten varias veces las mismas cosas, porque ellos no organizaron la boda y no saben cuales son los tiempos.

Para evitar que se confundan, que se lien y que te pregunten cientos de veces lo mismo, te aconsejo realizar un timing y dejarles impreso uno a cada uno de los más allegados. De este modo ellos sabrán cuándo, dónde y cómo deben estar.

Móvil.

El móvil no es un buen compañero del día de tu boda.

Deja todo dicho y organizado los días de antes. A tus amigos y familia menos cercana que no estará contigo mientras te arregles. Puedes entregarles un timing también de a que hora sale el autobús, la hora de la ceremonia, salida del autobús, etc… vía Whatsapp o email. Todos los detalles que creas necesarios en un documento al que ellos puedan recurrir.

Deja todo hablado con la floristería que te entregará el ramo y con la finca los días de antes. El día de tu boda todo debe estar atado. Ese día no debes preocuparte más que de arreglarte y disfrutar. No es momento de recibir llamadas ni de escribir Whatsapp resolviendo dudas u organizando detalles de último momento.

Delega

Como ya os comentaba la pasada semana creo fundamental que una persona coordine tu boda. Y es cuando os hablo de la cantidad de detalles que en el último momento familia, amigos, finca, etc… comienzan a consultar cuando me doy cuenta de la importancia de que todos ellos tengan una persona a la que dirigirse y no debas estar tu pendiente.

Esta persona estará encargada de todos y cada uno de los detalles mientras te arreglas, pero durante la boda también. Si llega la persona del photocall, si hay que sacar un ramo para alguien, si algún invitado tiene algún problema con alguna intolerancia que no se tuvo en cuenta, si el autobús recogió a todos, y así un sin fin de detalles de los que no tendrás que preocuparte.

Si aún así decidiste no contratar a una persona que coordine la boda, te recomiendo que lo encargues a personas de tu familia o amigos y/o finca. Cada detalle encargalo a una persona y además deja pensado un plan b, por si surge un problema que puedan resolverlo sin consultarte o consultarte lo mínimo.

Hijos

Si tienes hijos pequeños a los que les debas arreglar te recomiendo que otra persona lo haga por ti. Lo ideal es que los días de antes una de las personas que estén contigo mientras te arregles sepa como ponerle todo el conjunto. En el caso de que quieras que se arregle en tu habitación, lo más habitual es que los niños pequeños estén en otra habitación con su papá o con algún familiar.

Maquillaje y peinado

 

Esta es la primera parte de la boda, por lo que los tiempos aquí son imprescindibles.

Lo primero, deja bien claro con la estilista el look final. No es día de pruebas. Todo déjalo hablado de antemano.

Muy importante que mientras te estén peinando y maquillando no hayan interrupciones. Si te estás levantando constantemente o atendiendo al teléfono lo que eran 2h se pueden convertir en 3h. Si esta parte se retrasa, toda la boda se retrasa. Por lo que tómala en serio y ayuda a que el resultado sea perfecto y a tiempo.

Relax

Cuanto más relajado sea el entorno de tu habitación más relajada estarás y mejor fluirá todo.

Familia entrando y saliendo, la tele puesta a todo volumen, familia preguntando una y otra vez o pidiéndote que le abroches el vestido. Todas estas cosas y algunas más hacen que te pongas nerviosa. Pero además recuerda que en tu habitación hay personas que están realizando un trabajo que necesita concentración como es maquillar y peinar y el fotógrafo realizando el reportaje. Se entiende que es un día de fiesta, alegría y de celebración, pero los nervios a veces transforman esto en una auténtica locura en la habitación y hacen que tú no disfrutes sino que te estréses y que los profesionales que allí están no puedan concentrarse por la cantidad de estímulos y ruido que hay en su entorno.

Vestido

¿Quien te ayudará a ponerte el vestido sabe como hacerlo?

Esa persona debe acompañarte a la última prueba de vestido y que en la tienda le digan la mejor manera de ponértelo.

Disfruta

Esta es la parte más importante. Que no se te olvide que la boda es para disfrutarla. Entiendo que nada más salir hacia la ceremonia estés pendiente de que tu vestido no se manche o que tu maquillaje y peinado estén perfectos, pero que esto no haga que no disfrutes a lo largo del día. Puesto que debes moverte, comer, saltar, bailar, abrazar… Si tu pelo no acaba perfecto y tu vestido tiene manchas no le des ninguna importancia. Lo único que te llevarás de tu boda es el bonito recuerdo de lo bien que lo pasaste.

 

Son algunos consejos que creo te podrán ayudar a que todo vaya según sus tiempos, ordenado y en calma. Siempre digo que para las bodas no hay ensayos, por lo que es importante que dejes todo organizado porque ese día solo debes pensar en ti.

Espero que te ayude.

 

Fotos: @juanygalophotography

Ramo: @bytheflowerpower

Zapatos: @justeneshoes

Lugar: Palacio de Viñuelas