5 señales para que prestes atención a tu piel en otoño

¿Has notado cambios en tu piel al entrar el otoño? Si tu respuesta es Sí, ésta entrada te interesa.

La piel es un órgano y como tal necesita de cuidados. Tiene la principal función de protegernos frente a agentes externos.

Nuestra piel necesita ser escuchada. Y tu piel necesita que adaptes el tratamiento a sus necesidades.

Tirantez en la piel

Cuando notamos tirantez en nuestra piel puede ser producido por varios motivos. Uno de ellos podría ser el cambio en la temperatura y humedad de tu entorno.

Muchos pasamos el verano en lugares más húmedos y a la vuelta a tu ciudad ( como por ejemplo Madrid) con mayor sequedad y mayores índices de contaminación hacen que tu piel se sienta más tirante.

Tono apagado

Lejos de lo que creemos el bronceado veraniego apaga el tono de nuestra piel, pero aún se ve más acentuado cuando empezamos a perder ese color. Cuando nuestra piel empieza a recuperarse de los daños y agresiones ocasionados por el sol, el agua de playa o piscina y las largas horas en lugares al aire libre.

Nuestra piel empieza a regenerarse y recuperarse y la síntesis  de melanina comienza a estabilizarse.

Granitos

Los granitos en muchas ocasiones se deben a la contaminación y la mala limpieza de nuestra piel.

Durante el verano tenemos más tiempo , los días más largos, las vacaciones… Esto hace que tengamos más tiempo para estar pendientes de nuestra piel y la cuidemos más en detalle. Pero la vuelta a la rutina a veces hace que nos descuidemos un poco.

Otro factor influyente es el estrés. Nuestro gran enemigo que hace que nuestra piel reaccione.

Descamación

Producida fundamentalmente por falta de agua y lípidos en la epidermis. 

Tal como te explicaba en el punto de la tirantez en la piel el cambio de temperatura y humedad hace que nuestra piel no sea capaz de mantener su nivel de lípidos y agua correctamente. Esto provoca descamación en la piel.

Un punto que tenemos que tratar con cuidado puesto que cuando la piel se descama es probable que quede desprotegida y dejamos la barrera abierta para que entren sustancias irritantes en nuestra piel.

Sensibilidad

Si notaste tirantez y notaste descamación podrías tener sensibilidad en la piel.

Mayor irritabilidad e incluso escozor y ardor al aplicar determinados productos.

La base de nuestra piel es su equilibrio hídrico y lipídico por tanto si este se ve alterado nuestra piel no dispone de sus armas de defensa. Siempre explico que el cuidado de la piel, lejos de ser un hábito para mantenernos jóvenes y guapas 😉 , es salud.

Atenta a las publicaciones porque en las próximas semanas tendrás las respuestas para tratar todas estas alteraciones de tu piel.

Muchas gracias por leerme.