VITAMINA C

Hoy hablamos de la Vitamina C. Quieres saber porque tiene tan buena fama?

Hablemos primero del envejecimiento de la piel.

La piel está sometida a un gran estrés oxidativo por reacciones fisiológicas, y por factores externos, tales como; radiaciones solares, contaminación, tabaco, estrés, descanso inadecuado, dietas desequilibradas…etc. Todo esto nos lleva a una reacción en cadena que oxida nuestras células, tejidos, colágeno u otras proteínas estructurales.

La vitamina C es un potente antioxidante para la piel porque es capaz de neutralizar los radicales libres, causantes de la oxidación celular. Además ayuda a estimular los diferentes colágenos de la piel.

Podemos usar tratamientos concentrados una vez al día. Las personas con pieles muy reactivas deben tener cuidado con las altas concentraciones de Vitamina C, ya que puede causar algo de sensibilidad, pero no hace falta usar siempre altas concentraciones. Estas las podemos usar en momentos puntuales a lo largo del año, como tratamiento choque y durante el resto del año podemos poner un producto de mantenimiento con menor concentración de la misma.

Por tanto creemos que el incluir tratamientos de vitamina C en nuestra rutina nos traerán beneficios en la piel a nivel interno que se reflejarán en la calidad de nuestra piel. Recomendamos la exfoliación semanal con el tratamiento de Vitamina C, esto hará que nuestra piel luzca mucho más luminosa.

Vas a incluirla en tú ritual diario?