Un entorno ideal en la Finca El Espliego para decorar y unos rincones con magia y color. Una pareja muy alegre que nos dejó plasmar esa alegría en la decoración de su boda. Una bici antigua donde se podían hacer fotos, señales de madera para indicar donde debían dirigirse los invitados, una bienvenida a invitados que ya marca la diferencia Desmark-arte. Cada uno de los rincones decorados hacen del evento algo personal y original. Las guirnaldas de luces no dejaron a nadie indiferente. El pequeño mueble del seating plan sin duda ya es un clásico. Aquí podéis ver el trabajo de decoración del evento.

Bienvenida

Rincón para fotos

Indicaciones

Rincón para firmas

Decoración entorno

Decoración en Seating plan

Aquí la finca puso el caballete, nosotros los detalles decorativos.

Chill-Out