Volvemos a la finca El Hormigal a decorar una boda. Lo cierto es que nos encanta este lugar. Los espacios tan abiertos. Las vistas que tiene. Realizamos diferentes decoraciones con flores, con centros de mesa. Decoramos con tul el salón, hicimos un candy bar espectacular, que no dejo a nadie indiferente. Decoramos el altar, hicimos un seating plan personalizado. Un rincón de firmas con una frase que ellos mismo eligieron. Y es que en Desmark-arte personalizamos la decoración del evento. El resultado podéis verlo en las siguientes fotografías.