Una boda con una novia muy especial, llena de ilusión que consiguió contagiarnos y que pareciera que nos casábamos nosotros! Lo preparamos con muchísimo cariño. Decoración de rincones por todo el jardín de la finca. Los invitados quedaron encantados de lo acogedor que quedó el entorno de la boda. Con una decoración cuidada hasta el detalle. En la que los novios confiaron al máximo de nuestro trabajo. En la Finca Etxemendi del grupo Araceli nos encantó trabajar, un lugar con mucho encanto. Nos encantaría volver por allí ;)